PRECIOS ARTIFICIALMENTE BAJOS

POR: SANTIAGO CARDONA MORALES

PRECIOS ARTIFICIALMENTE BAJOS

Los precios artificialmente bajos son prácticamente aquellos que llegan a resultar artificiosos, falsos o muy reducidos, pero que adicionalmente no encuentran sustentación o fundamento alguno en su estructuración dentro del desarrollo del negocio, es decir que dicho precio no puede ser justificado y, por lo tanto, la administración o entidad contratante estaría imposibilitada para admitirlo. (Juan Vallejo, 2017) 

 Las ofertas artificialmente bajas no deben confundirse con ofertas competitivas. Los proponentes con ofertas competitivas tienen en su estructura de costos economías de escala o economías de alcance que permiten generar un bien o un servicio a menor costo que el resto de proveedores en el mercado. La Entidad Contratante debe identificar la posible participación de este tipo de empresas en el Estudio del Sector asociado al Proceso de Contratación específico y solicitar aclaraciones a los proponentes de cuyas propuestas pueden llegar a resultar con precios artificialmente bajos. 

En la comparación absoluta la Entidad Contratante contrasta el valor de cada oferta con el costo estimado de la provisión del bien o servicio de acuerdo con en el Estudio del Sector elaborado por la Entidad Contratante. Cuando la Entidad contratante recibe menos de 5 ofertas deberá solicitar aclaración a los proponentes cuyas ofertas sean menores en un 20%, o un mayor porcentaje, al presupuesto total estimado por la entidad contratante en su proceso de contratación. 

Para cuyos proponentes su oferta económica es inferior al 20% al presupuesto estimado por la entidad contratante y por ende sea objeto de solicitud de aclaración por parte de la entidad, esta deberá explicar por medio escrito de forma completa y detallada, de forma que le permita a la entidad contratante realizar el respectivo análisis completo de la oferta y su sostenibilidad durante la ejecución y vigencia del contrato.  

Adicionalmente el sistema de compra pública en Colombia más conocida como "Colombia compra eficiente" recomienda incluir en la aclaración de la oferta la siguiente disociación de su precio: 

Oferta= Costo del bien, servicio u obra (insumos, quipos, personal) + gastos generales + imprevistos + utilidad 

La entidad contratante deberá realizar el respectivo análisis de la disociación de precio basándose en el estudio del sector y la información del mercado que este disponible al momento. La entidad contratante de ser necesario podrá solicitar a los demás proponentes los mismos datos para poder comparar. 

Una vez respondida la solicitud por parte del proponente y esta no haya quedado del todo clara, la entidad contratante podrá solicitar aclaraciones tantas veces como sea necesario y deberá dejar el tiempo suficiente y necesario para que los proponentes puedan responder, adicional como cita Colombia compra eficiente: “Ese tiempo debe ser proporcional a la complejidad del objeto contratado en términos de administración del riesgo y las características de especificidad del objeto”.