SEGUIMIENTO CON AMOR: ELEMENTO CLAVE EN EL LOGRO DE TUS METAS

POR: MARIA CARMENZA GIRALDO ZULUAGA

SEGUIMIENTO CON AMOR: ELEMENTO CLAVE EN EL LOGRO DE TUS METAS

En el camino hacia el logro de nuestras metas, clara es la importancia de tenerlas bien definidas y acompañarlas de unas buenas estrategias que permitan hacerlas realidad; sin embargo, siendo este un buen inicio, no es la garantía del éxito; entre estos dos elementos, existe un hilo conductor que hace posible lograr todo lo que nos proponemos y permite hacer los ajustes necesarios en el trayecto, hacer pausas si es necesario o incluso acelerar el paso cuando se requiere. Este hilo conductor es el seguimiento. 

El seguimiento es la clave del éxito y esto lo he podido evidenciar directamente en mi experiencia; el papel puede con todo y por más espectaculares que sean las metas y las estrategias, de nada sirven, si no las conecto con el seguimiento, aclarando que no es cualquier seguimiento, aquí es importante profundizar en cómo se hace y cuáles son nuestras motivaciones internas al hacerlo, para entender el resultado obtenido. 

¿Te mueve un genuino interés por apoyar? ¿O la simple necesidad de que se haga lo que tu deseas?, en esta respuesta se encuentra la clave de todo; es muy diferente preguntar ¿cómo vas y como puedo apoyarte?, a preguntar: ¿cómo vas?,  ¿qué pasó? y ¿para cuándo? 

Se requiere un seguimiento con amor, consciente de las tareas, con claro conocimiento de las mismas, pensando en colaborar y en ser parte de la solución, enfocado en el apoyo que puedo dar a la estrategia y no realizado como un seguimiento externo ajeno al proceso. 

Es aquí donde quiero realizar mi invitación a invertir el tiempo necesario en cambiar el enfoque, buscar un punto de equilibrio entre apoyar y respetar la individualidad; entre apoyar y dejar el libre desarrollo profesional y personal de todas las personas con las que tenemos el privilegio de compartir esta parte del camino. 

Quisiéramos como líderes en cualquier nivel, que solo con expresar un deseo o instrucción, este se cumpliera al pie de la letra, pero como dicen por ahí: Del dicho al hecho hay mucho trecho y como el mejor de los mundos no existe, entonces debeos aterrizar y poner los pies en este mundo, en el que no solo con decir se logran los objetivos, aquí tenemos que decir con claridad y meter el hombro para lograrlo.