VOLVIENDO A LO SIMPLE

VOLVIENDO A LO SIMPLE

Los compromisos nos acechan, las obligaciones nos sobrepasan y nuestra carrera contra el reloj es inminente cada día, y así nos vamos yendo sin disfrutar el valor de lo simple y sin dar real importancia a las actividades que nos dan placer, bienestar y tranquilidad en medio de las carreras, las vamos perdiendo de vista y muy pocas veces nos tomamos el tiempo de pensar dónde están nuestros sueños y nuestra esencia.

Muchos especialistas coinciden en que la humanidad tiene una latente necesidad de romper con esta rutina tan extrema y hasta quizás tóxica para cualquiera, la sociedad está cambiando y necesitamos escuchar lo que nuestro corazón nos dice, no podemos seguir de largo sin pensar en lo que realmente necesita nuestra mente, nuestro cuerpo y espíritu.  Es así como debemos cambiar nuestros hábitos y permitirnos un estilo de vida más positivo y sano, que nos permita un desarrollo del ser y de los anhelos del corazón.  La invitación es a que reconectemos con lo fundamental, lo simple y llenemos el vacío existencial que hemos ido alimentando por la sobre carga que llevamos diariamente.

Volver a lo simple, es conectar con la naturaleza, visitar esos amigos que olvidamos por algún motivo, cambiar la Televisión por un buen libro, modificar las rutinas, hacer deporte, desintoxicarnos de las redes, las noticias y todo aquello que nos conecta con una baja vibración y con el negativismo; agradecer y valorar cada minuto de nuestra vida, ser compasivos y tolerantes, no compararnos y ser felices con lo que se tiene.

La vida está llena de pequeños detalles, existen nuevas formas de ser felices y debemos empezar por recuperar el equilibrio interno, ese que sin duda alguna nace de seguir y escuchar a nuestro corazón, redescubrir que podemos ser más con menos y que volviendo a lo simple se puede ser feliz.